Fandom

Regnumpedia

Luca y su Horrible Pelo Rojo

308páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Luca es un Bárbaro del reino de Syrtis, en el mágico mundo virtual del juego Regnum Online, de la empresa argentina NGD·Studios. Este vivaz e inteligente relato narra las aventuras de Luca, un intrépido guerrero que detesta su cabello de tonalidades rojizas y busca removerse aquel color. Combinando ágilmente un humor inteligente con la realidad de dicho juego desde el punto de vista del bárbaro, esta narración atrae y divierte tanto a jugadores activos como a aquellos que ya no juegan.


Indice de Capitulos



La Poción Mágica Editar

Luca abríó lentamente los ojos. Afuera se escuchó el aullido de un lobo adulto, amanecía.
- Como joden esos bichos - pensó.
Se levantó, y puso la pava para el mate. Había llovido toda la noche, y la mañana estaba nublada. Puta madre che, El camino a Korsum debe estar echo un asco - se dijo.
- Para colmo estoy a gamba.- Ya era fin de mes, y no había Ximerines ni para un mísero caballo.

- Para colmo este irehok, que me tiene de boludo... que traeme esto, que traeme lo otro. Y el loco todo el día ahi parado, hablando al pedo con el que se cruce. ¿No tiene patitas para ir él a buscarse sus cosas?

Pero lo que le preocupaba hoy era otra cosa. Mecánicamente, dio vuelta la cara al pasar frente al espejo.
Pero después se vovlió y dijo
- no, tengo que verlo una vez más, tengo que estar seguro.- Se puso de frente y levanto la vista.

Ahi estaba. Como siempre. Imposible no notarlo, imposible no verlo...
- No lo puedo creer - pensó una vez más.

El rojo rabioso de su cabellera brillaba con el sol de la mañana, erizado como algo salvaje, vivo por su cuenta.

- La puta madre, como voy a tener este pelo...

La pava burbujeaba con el agua que se había hervido - ya fue, dijo. Se calzó el primer casco que tuvo a mano y salío a la calle. Fisgael recíen empezaba a despertarse, nomás par de petes corrían alrededor de la pérgola.

Uy... la espalda - pensó. La noche anterior en zona de guerra había cobrado de lo lindo.- Esa bárbara del orto, me tiene de hijo. Encima con el lag que tenía, no pude meter un mazazo,... tendría que ponerme a levear un poco...
El lunes empiezo - dijo, como siempre.

Reviso en la bolsita del inventario, y ahi estaba el paquetito de hierbas que le había dado la vieja del bosque de Arvana.

- que no te lo vean lo guardias, le había dicho, a ver si me metés en un quilombo.
- no se preocupe abuela, va de callado la cosa.

Trotó hasta la casa del Alquimista, que ya lo tenía hablado hace un tiempito.
- vos traeme las cosas y yo te lo preparo, viste, pero te va a salir unos manguitos...- le había dicho.
Andaba medio seco, todavía estaba pagando las cuotas de la pechera. Encima por la pieles de Aquantis están pagando dos monedas, y ni hablar del olor a pescado que te dejan. - Me tendría que meter a guardia, que por lo menos tienen obra social...

Saludó al viejo. - Buenas don, le traigo lo que hablamos el otro día.
- joya, pibe, pegate una vuelta a la tardecita.

Decí que acá el tiempo pasa más rapido, pensó. Y se fue a dar una vueltita al centro.
Ya hacía calorcito, y se empezaba a levantar la humedad del piso. Mientras se hacía el que miraba unas flechas, marqueteaba una caza con una minifaldita que la partía.

- pero nos sos bárbaro vos, que andas mirando flechas... ?
- no, no, son para un amigo, vió...

Se pegó la vuelta y pasó por lo del alquimista.
- Listo pibe, lo único te digo... yo la verdad, nunca lo había hecho... en teoría tendría que funcionar, pero que se yo, solo NGD sabe... haceme caso, ¿ porque no hablas con un admin ?
- Vamos, don, no me diga que usted también cree en esas cosas... Digame, alguna vez vió uno ?
- Yo no, pero dicen que los hay...
- Sebe que pasa, estoy jugado maestro, asi ya no puedo vivir más. Mire lo que es esto... - y se sacó el casco.

El alquimista hacía visibles esfuerzos para no cagarse de risa. Le empezaron a lagrimear los ojos.
- No es para tanto pibe... es un poquito... colorado.. .juajuaja..

Las carcajadas se escuchaban todavía desde la calle. Hijo de puta, pensó, ya vas a ver.
Mientras corría para su pisito, pensaba en los guachitos de los semielfos, tan coquetos con sus peinaditos que se hacían, colitas, de todo, y él con este felpudo en la cabeza.

Ya van a ver, dijo. Cerró la puerta, y abrío el paquete. En una botellita había un liquido espeso y oscuro. Tomó coraje y se lo aplicó por todo el pelo. Anochecía. Se metío en la cama, a dormir mientras la poción hacía su efecto. Mañana veremos.

Afuera empezaron los lobos adultos.

Como joden estos bichos, pensó. Y se durmió...


Serpientes en la Cabeza Editar

Fisgael duerme. La luna está baja en el horizonte, en una noche sin estrellas. En su lecho, Luca se revuelve, perdido en sus sueños, murmurando cosas incomprensibles. En su mente, extrañas imágenes se suceden. Ve una mesa, con una extraña caja arriba. La caja tiene, algo absurdo ( pero asi son los sueños ) una ventana. Y en esa ventana se ve el mismo corriendo por una verde pradera, y sentado frente a la caja está ...

Luca despierta sobresaltado. Un sudor frío le corre por la frente. Al querer secárselo, toca algo que cuelga de su cabeza. Lo mirá en la semipenumbra de su cuarto y pega un alarido...

!Una serpiente, otra, decenas de serpientes surgen de su cuero cabelludo !Corre al espejo y contempla asombrado el resultado de la poción. No son serpientes, pero lo parecen, oscuros y retorcidos mechones de pelo que caen desordenados sobre sus hombros.

- Estoy al horno - piensa. Busca algo para ocultarlo, pero ningún casco le entra con la extraña mata que corona su cabeza. Al fina, toma una bolsa de tela colorida, y tapa como puede su insólito peinado. Sale a la calle, y sigilosamente se dirige a la casa del alquimista. Cuando está casi llegando, siente una voz que lo llama, grave desde atrás...

- Cuida tus actos, o serás castigado con todo el peso de la ley... - El guardia lo mira gravemente.
- Buenas noche, jefe... como va todo... ?

- Cuida tus actos, o serás castigado con todo el peso de la ley... - le repite.
- Si, si , descuide don, ya me estoy yendo a dormir.

- Cuida tus actos, o serás castigado con todo el peso de la ley... - insiste...

Luca sigue su camino. Me parece que los guardias estos tan todos limados che, te hablan siempre de lo mismo, piensa. Al fin llega y suavemente golpea la puerta. Nada. Golpea de nuevo, y escucha desde adentro que el viejo le contesta.

- Son las tres de la mañana, carajo, quien es ?
- Soy yo maestro, Luca, abrame que estoy con un problemita.

Sentados a la mesa, el Alquimista lo mira con una sonrisita.
- Por lo menos se te fue el colorado - le dice
- Se, claro... Y ahora que hacemos ?
- Bueno, pibe, mirá te voy a contar algo, pero tenés que guardar el secreto. Tiene que ver con la creación del mundo, y los poderes que en el operan... es una antigua leyenda que habla de Nuestro Gran Desarrollador ... el ser supremo que diseñó este mundo y todo lo que en él hay, y sus enviados en la tierra, los Ahd-Mins

( El viejo está en pedo, piensa Luca)
- Lo escucho maestro, cuente, cuente...

- En el principio, Nuestro Gran Desarrollador, estaba solo, y se aburría. Decidió entonces crear el mundo...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar