FANDOM


La contextura pequeña de los Enanos esconde un deseo constante de expansión de su imperio. Este ideal los llevó a lo largo y ancho del mundo, y a sus profundidades también, convirtiéndose en expertos navegantes y mineros. Así, el dominio de las distancias y el metal transformó a los Enanos en temibles arqueros y guerreros.

Los Enanos fueron la última raza en establecerse en Alsius, y tienen una gran afinidad con las montañas y la piedra. Vienen de otro continente y surcaron los mares para escapar de Smirraz, una criatura parecida a una serpiente que destruyó su hogar. Su falta de afinidad mágica les impide ser magos, pero son formidables guerreros y arqueros. Después de luchar una guerra con los Nordos, los dos pueblos se juraron lealtad en la defensa de Alsius.

Los Enanos llegaron al norte buscando tierras duran para poder dedicarse a la minería, su especialidad junte con la forja de herramientas, armas y armaduras. Ellos encontraron el ximerald, un cristal que lo cuidan por su hermosa belleza. Las antiguas historias cuentan que su capital era Dvergardunn pero que fue destruida por un ataque de elfos.